8 Consejos útiles para proteger tu piel del sol

La exposición excesiva al sol puede dañar significativamente la piel, agota el suministro de aceites lubricantes naturales y los rayos ultravioleta pueden causar quemaduras y cambios a largo plazo en la estructura de la piel. Además, si tiene la piel clara y los ojos claros, tiene un mayor riesgo de sufrir daños en la piel. Con estos simple recomendaciones para proteger tu piel del sol, son infalibles.

Algunos medicamentos y productos para el cuidado de la piel pueden aumentar su vulnerabilidad, esto incluye algunos medicamentos recetados para tratar enfermedades psiquiátricas, presión arterial alta, insuficiencia cardíaca, y alergias.

juntado crema a una niña sonriendo

Para evitar los efectos dañinos que los rayos del sol ejercen sobre nuestra salud, es recomendable tomar en cuenta precauciones básicas importantes a la hora de exponerse al sol, como beber suficiente agua, hidratar la piel y utilizar una sombrilla, carpa plegable o cenador para protegerse del sol en lugares donde se va a estar un tiempo prolongado directo al Sol.

Conceptos básicos para protegerse del sol

1.  Evitar el sol directo al mediodía

Evite la exposición excesiva al sol, especialmente entre las 12:00 a 16:00 de la tarde. Cuando el sol es más fuerte, el riesgo de rayos ultravioleta es mayor.

2. Usa protector solar

Use protector solar con un SPF de 15 o más todos los días. Aplique una onza (2 cucharadas) de protector solar en todo el cuerpo 30 minutos antes de salir.

3. Protegerse con antelación

Después de aplicar la loción, se debe esperar entre 20 y 30 minutos antes de tomar el sol. Esto es debido a que no todos los protectores actúan de inmediato y algunos tardan unos minutos en hacer efecto. Es importante asegurarse de echarse crema especialmente en las áreas más sensibles a la luz como el cuero cabelludo, la cara, las orejas, el cuello, la espalda, el pecho y el dorso del pie.

4. Mantenga a los recién nacidos fuera del alcance del Sol

Se debe usar protector solar en bebés mayores de seis meses.

5. Evita las cabinas de bronceado UV.

Según la Asociación Española contra el cáncer (AECC), una sesión de bronceado aumenta el riesgo de melanoma en un 20 por ciento.

6. La ropa también protege

Como alternativa o complemento del protector solar adecuado, la ropa también puede proteger la piel: los pantalones largos y las camisas ofrecen una protección eficaz contra los componentes de la luz solar. Además, se debe usar un sombrero o una gorra. El factor de protección contra los rayos UVA varía dependiendo del color, el tipo de material, la densidad de las fibras y el grosor. Por ejemplo, una camiseta de algodón tiene un factor de protección de 5. Existe ropa especial que se usa como protección contra el sol. Este tipo de ropa lleva un logotipo amarillo indicando el factor de protección, por ejemplo, 40 UPF.

7. No olvidar las gafas de sol

Los ojos también necesitan una protección adecuada contra la radiación solar. Por lo tanto, es muy importante usar gafas de sol homologadas. Para reconocer qué gafas de sol son buenas, entre otras cosas hay que fijarse en que lleven la marca CE (Comité Europeo), que certifica que las gafas son apropiadas para proteger los ojos contra las quemaduras del sol y que el producto cumple con las directivas europeas aplicables. Además, deben especificar la categoría del filtro, la 1 es para un resplandor bajo pero una buena protección y la categoría 4 es para un brillo alto y una protección aún mayor. Para que las gafas de sol sean de calidad no tienen por qué ser caras.

8. Elegir el factor de protección solar adecuado

Usar crema solar es fundamental cuando uno se va a exponer al sol. Pero además, es importante elegir un factor de protección que sea adecuado y se adapte al tipo de piel y a la intensidad de los rayos UVA. Especialmente, durante los primeros días del verano deben utilizarse productos con un factor de protección solar alto (25, 30, 35 o 50). Sin embargo, las cremas solo protegen del sol durante un tiempo limitado y deben contener un filtro adicional contra los rayos UVA, que son los que provocan daños a largo plazo, tales como el envejecimiento prematuro de la piel o cáncer de piel.

¿Cuál es la mejor opción para protegerse del sol? 

En el mercado podrás encontrar distintas clases de sombrillas, carpas y cenadores para protegerse del sol, con diferentes diseños y tamaños. Tu selección dependerá de la situación y el lugar para determinar cuál es la mejor opción.

Existen sombrillas portátiles con protección solar para uso personal, para moverte con libertad y todo el tiempo que necesites sin preocuparte por la sobreexposición al sol. Si vas a la playa, podrás escoger entre sombrillas lo suficientemente grandes para ti y tus acompañantes, o bien una carpa si eres de los que ama la comodidad a donde quiera que vaya.

Si lo que deseas es disfrutar de un descanso, una verbena o un evento al aire libre, lo ideal es que optes por un cenador o carpa, que es la opción ideal para esas ocasiones especiales. O si incluso tienes una casa con terraza, estos cenadores te servirán de protección cuando desees salir a respirar aire fresco y estar protegido del sol.

Hay que tomar en cuenta que los rayos UV del sol penetran hasta las nubes, por lo que la sombra que nos dan las nubes no nos resguardan de estos daños.

* Este blog es solo para fines informativos y no pretende ser un consejo médico, tratamiento o diagnóstico. Siempre busque el consejo de su médico o dermatólogo con cualquier pregunta o inquietud que pueda tener.

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario. Selecciona aceptar para continuar navegando. Política de cookies

Ir arriba